fbpx

Bastián Tapia: Con pasta de caudillo

Bastián Tapia, zaguero central de Universidad de Chile es una de las buenas noticias que dejó el amargo primer semestre azul. Tranquilo, seguro y autocrítico, se instaló en la defensa laica e incluso fue capitán ante General Velásquez en la Copa Chile. Un jugador agresivo, de buena técnica, rápido, en pleno proceso de crecimiento, que no deja de llamar la atención.

En la primera edición de Tribuna Andes, presentamos a los futbolistas con mayor potencial del Ascenso. El requisito era que fueran menores de 22 años.

En ese grupo destacaba Bastián Tapia, el defensor central que militaba a préstamo en Deportes Iquique, donde actuó como marcador central, lateral derecho y volante de contención. Menos de un año después, es un nombre recurrente en el fondo de Universidad de Chile. Un alza sorprendente para este joven antofagastino, que en el cambio de ciclo que afronta el fútbol local, es un nombre a seguir.

Hoy se concentra en la segunda rueda del campeonato, donde Universidad de Chile, con las incorporaciones de Nery Domínguez y Emmanuel Ojeda, aspira a mejorar su producción defensiva. “Estoy feliz con lo que vivo, pero soy consciente de que esto es el principio, si Dios quiere, de una linda etapa. Asumo esta responsabilidad, disfruto cada partido y las enseñanzas que me dejan los compañeros”.

Bastián Tapia y su inicio meteórico

-Muy temprano fue capitán contra General Velásquez en la Copa Chile. ¿Cómo lo asume?

-Es algo muy puntual, nadie esperaba que pudiese ser el capitán. Fue algo magnífico para mí, para mi familia, para las personas que me conocen de chico, que vieron cumplido mi sueño, de jugar en la U. Tomar la jineta de capitán fue algo lindo, totalmente asombroso, nadie lo esperaba y yo tampoco, a tan corta edad.

Bastián Tapia proviene de Antofagasta, del sector norte de la ciudad, en la zona aledaña al Club Hípico, en una urbe en la que el fútbol amateur tiene un alto desarrollo. Sus inicios fueron en el club Impacto, del exzaguero central Jaime Vildósola, quien fue titular en la selección Sub-20 que obtuvo el subcampeonato en el Sudamericano de 1975, y actuó en Regional Antofagasta y Magallanes.

“Una amiga de mi mamá tenía un hijo que jugaba en Impacto y como vieron que me gustaba mucho el fútbol, me llevaron para allá. Ahí conocí al profe Jaime y sus hijos. Estuve seis años en el club, después me dediqué a jugar en el fútbol amateur en distintos equipos».

«A los 15 entré al Fútbol Joven, que es más competitivo. Partí en Deportes Antofagasta, jugué como tres o cuatro partidos. A esa edad yo era muy ‘pichanga‘, no tomaba las cosas muy en serio, me gustaba jugar mucho a la pelota, y volví al fútbol amateur. Estuve en Cobremar, donde mi papá fue mi entrenador. Esa etapa es la que uno más disfruta del fútbol».

«En un campeonato de verano se me dio la oportunidad de venir a Santiago. Había varios veedores, que se contactaron con mi familia, me dijeron que viniera a prueba en la serie. Gracias a Dios mi papá me apoyó. Mi familia ha sido muy importante. En un principio tuvo que costearme mis cosas, fue un sacrificio súper grande, pero quedé en la Sub-15 con el profe César Henríquez”.

Lee el resto de la entrevista con Bastián Tapia aquí.

About the author

Danilo Díaz Núñez (Antofagasta, 1965) es un comentarista, periodista deportivo y escritor. Premio Nacional de Periodismo Deportivo (2009), es el Director de la Revista Tribuna Andes, Presidente del Círculo de Periodistas Deportivos y fue Director de la Revista Don Balón.