fbpx

Andrés Prieto: El fútbol yo todavía lo siento

En la que terminó siendo su última entrevista en vida, el periodismo y el fútbol a veces regalan oportunidades únicas. La autora de esta nota es Florencia Prieto, la nieta de Andrés Prieto, gloria del fútbol chileno, nombre señero como futbolista y director técnico. Un hombre que nunca dejó de amar a este juego maravilloso. Con su publicación, queremos rendir un sentido homenaje a una enorme figura del deporte nacional.

El mundialista de 1950, Andrés Prieto Urrejola rompe la privacidad que ha mantenido durante su vida para recordar su larga carrera como jugador y entrenador.

Las dosis diarias de fútbol por la televisión le mantienen la pasión viva. Con 18 años debutó en la selección y en los años 50 ya disputaba La Liga española.

Jugó junto al “Charro” Moreno e hizo debutar a Carlos Caszely. Es el primer entrenador chileno en dirigir en México y Argentina.

Martes por la tarde en la comuna de Las Condes, y el “Chuleta” nos espera con la mesa lista, para sentarnos a tomar té y conversar de fútbol. El tiempo pasó, pero con 94 años, vacunado y con nueva cadera, mantiene el mismo humor y carisma de siempre.

Con 11 años, iba desde el colegio San Ignacio Alonso Ovalle, en el centro de Santiago, hasta el Canódromo, en la avenida Balmaceda, para probarse en las juveniles de Universidad Católica. Después partía al Estadio de Carabineros, al extremo poniente del actual Parque de Los Reyes, para mirar a los jugadores profesionales del club.

“Fui con un amigo. Las pruebas eran los domingos, justo los días que nos dejaban salir (del internado), en ellas me fueron dejando y fui subiendo, los entrenadores de juveniles eran Mario Livingstone y Antonio De Mare. Yo llegué solo, no llegué recomendado por nadie”, comienza diciendo.

-¿Cómo logró debutar en el fútbol profesional siendo interno en el colegio?

-Yo jugaba todos los fines de semanas en el estadio Militar. Ese día (1946) no tenía nada que hacer y fui a ver un partido de Universidad Católica. Yo fui a mirar nomás y el entrenador que era “Antonito” De Mare, me conocía de las pruebas. En el partido, un jugador se lesionó, y me preguntó si quería entrar. No lo pensé, entré en el segundo tiempo, ahí debuté profesionalmente.

Llovía un montón, parecía un pollito mojado.

A veces me tocaba jugar, y el colegio simplemente no me dejaba ir, porque había torneos de atletismo. Una vez gané el Cross Country, era bonita esa época.

El 6 de diciembre de 1947, Andrés Prieto hizo su primera aparición con la Roja, con 18 años y 352 días.
En el Sudamericano de Guayaquil, debutó en una dura caída por 6-0 frente a la selección de Uruguay. Hoy es el futbolista más antiguo en anotar un gol por Chile en una Copa del Mundo (1950), campeonato al que no quería asistir.

“Yo no quería ir al Mundial. Mi papá me obligó, me dejó en el avión. No sé por qué, no me acuerdo la razón”, detalla.

Lee el resto de la entrevista con Andrés Prieto aquí.